domingo, 15 de abril de 2007

Inclemencia de un soldado

¡La guerra!, la guerra!, la guerra!,

Giraba incesante en la mente de un soldado,
Sus lágrimas amargas a punto de brotar.

¿Cómo salir triunfante?, ¿Como llegar laureado?
Pensaba, pensaba y no dejaba de pensar.

¡Cuan Inclemente suele ser la vida!
Que en lo momentos más felices pega.

Por ser marino militar, la vida me ha enseñado
que la muerte es fea.

Pero la muerte flaca tiene mil colores,
tengo que verlo así de esta manera.

Cuando te quita un sufrimiento es bella,
más si te quita lo feliz, ¡cómo es fea!

Va mi mochila desbordando penas,
mi cara sonríe pero no es verdad.

Pero mi padre se encargó de darme,
coraje, orgullo y dignidad.

Va mi mochila desbordando penas,
llena de llanto mi guerrera va.

En mi cantimplora llevo lágrimas amargas,
y en mis cargadores muerte y soledad.

Zarpa mi buque y con el mi despedida.


Canción de paso ligero por cortesía de Marino
(Amigos del Ejercito)

2da. Ant/212